Search

Los dragones más famosos de la historia

Hay algo mágico en los dragones que ha capturado y llenado la imaginación de las personas durante miles de años, desde que aparecieron en las historias escritas en la antigüedad. Los dragones son criaturas míticas que aparecen en diferentes culturas y períodos de tiempo. Han sido descritos como monstruos, serpientes, reptiles o bestias, y por lo general se piensa que tienen alas y respiran fuego. También se dice que tienen escamas y garras, mientras que algunos también tienen cuernos. Algunos pueden tener más de una cabeza, y casi siempre son venenosas; también pueden tener más de una cola, y pueden tener dos, cuatro o más patas.

Durante gran parte de la historia, los dragones fueron considerados como cualquier otro animal exótico: a veces útil y protector, a veces dañino y peligroso. Eso cambió cuando el cristianismo se extendió por todo el mundo, y los dragones adquirieron un matiz decididamente siniestro y llegaron a representar a Satanás; sin embargo, estas fascinantes criaturas mágicas han continuado cautivando nuestra imaginación a través del folklore, la literatura y, más recientemente, películas, series de televisión y videojuegos.

¿Quieres conocer a algunos de los más famosos? Aquí va esa muestra:

  • Maléfica: Sí, la villana de La Bella Durmiente, creada por Disney en 1959, es una de las pocas dragones hembra que conocemos. Ella tiene una forma humana la mayor parte del tiempo, pero una vez que se enoja puede convertirse en un dragón feroz, escupiendo fuego que hace que sus enemigos corran por sus vidas.
  • Horntail el Húngaro: Horntail es un dragón nativo de Hungría y se considera la raza de dragón más peligrosa que existe. Lo conocimos en la versión cinematográfica de Harry Potter y el Cáliz de Fuego, donde se liberó de su cadena y atacó a Harry; los dos lucharon en una emocionante persecución que se extendió por todo el recinto del castillo, y que estuvo a punto de causar la muerte de Harry.
  • Wyvern: El wyvern es una criatura legendaria con la cabeza y las alas de un dragón, un cuerpo de reptil, dos patas y una cola. Es particularmente popular en la literatura británica y a menudo se asocia con el clima frío y el hielo.
  • Charizard: Charizard es un Pokemon bípedo y draconiano y es seguramente el más valioso de todos ellos. Charizard era casi imparable en el juego de cartas de la serie, y si eres uno de sus fanáticos, entonces seguro que sabrás que cada vez que hacía su aparición en el mazo, había drama y lágrimas.
  • Bub y Bob: No hay duda de que Bub y Bob son los dragones de videojuegos más famosos de la historia. Y para los que piensen que Bubble Bobble es una imitación de Donkey Kong, sólo hay que fijarse  en el cambio de personajes y de objetivo: son dragones que tienen que esquivar monstruos, no fontaneros que esquivan barriles.
  • Drogon: El personaje de Game of Thrones es uno de los dragones nacidos en el mar de Dothraki, junto con Viserion y Rhaegal. Lleva el nombre del fallecido esposo de Daenerys, Khal Drogo, y se distingue por sus escamas negras y rojas y sus alas rojo oscuro.

Son sólo unos cuantos, pero está claro que los dragones representan una de las criaturas preferidas por todos los aficionados a la literatura fantástica.

Nuevos mundos, nuevos futuros…

Si tuviéramos que definir lo que en realidad significa el término “fantástico” en lo que respecta a la literatura, créeme que no sería nada fácil. En primer lugar, deberíamos considerar que cualquier relato que fuera de ficción, realmente se podría meter en esta clasificación, ya que, obviamente, tendría elementos de fantasía; pero como claramente esto no sería un elemento diferenciador, y englobaría un montón de géneros que sería imposible diferenciar  según este criterio, generalmente se emplea este término para todo aquello que tenga tintes de “extraordinario” o “poco corriente”, yéndonos a otra acepción de la palabra fantástico (como ves, ya no tiene que ver mucho con la fantasía). Si es acertado o no, poco importa, ya que el imaginario común ha convertido a este tipo de literatura en el referente de todo aquello que tiene brochazos de sobrenatural, extraño, terrorífico o ciencia-ficción.

Como ves, si se te ocurre decir que eres aficionado a este tipo de lectura, entrarás en un grupo con un ancho margen de movilidad, y tendrás que ser más concreto si en realidad quieres referirte a un subgénero en particular dentro de esta literatura. Hay que decir que estos subgéneros han venido muy determinados por las épocas, convirtiéndose así en algo así como una moda, propia de unos años en concreto; así, fueron famosas en la antigüedad las fábulas y las epopeyas protagonizadas por héroes y seres fantásticos; en el siglo XVIII se desarrollaron los cuentos infantiles; en el siglo XIX irrumpió con fuerza la literatura gótica y de terror, y en el siglo XX la ciencia-ficción ganó un montón de adeptos.

¿Y qué es lo que se lleva ahora en cuestión de literatura fantástica? Bueno, la tendencia es claramente hacia un público joven, y en vez de ayudarse con seres sobrenaturales o mundos de fantasía, se han puesto de moda los futuros distópicos. ¿En qué consiste esto? Bueno, se trataría de narrar un mundo generalmente post-apocalítico, que ha sobrevivido a alguna clase de desastre natural o pandemia causada por el hombre, y en la que se intenta sobrevivir a nuevas circunstancias creando un nuevo orden social, que generalmente es muy útil para unos pocos y oprime a la gran mayoría; en fin, que casi volvemos al feudalismo o a una autocracia aunque con condiciones de vida diferentes, pero la cosa se resuelve casi siempre echando manos de los antiguos valores, vamos, los que tenemos en este mundo imperfecto pero que al parecer son los que hacen una sociedad mejor. La verdad, si esto es en todo lo que podemos pensar, y es lo que más gusta a nuestros jóvenes, no sólo la literatura está yendo por lugares extraños, sino también todos nosotros en general.