Los mejores libros de literatura fantástica de 2012 según los profesionales

El viernes pasado publicamos una selección de los mejores libros de literatura fantástica publicados en 2012 según cinco blogueros de perfiles diversos relacionados con el género a los que habíamos preguntado por sus lecturas preferidas este año. Les hemos planteado la misma pregunta a un abanico de profesionales del mundo de la literatura fantástica, procedentes del mundo del periodismo, del comercio especializado y, para acabar, del mundo editorial (concretamente, tenemos para vosotros la selección realizada por Francisco García Lorenzana, director de la colección y traductor de algunos de sus títulos más populares.

Esperamos que este artículo os parezca tan interesante como el anterior y os recordamos que podéis dejar vuestras opiniones y vuestra selección de títulos en los comentarios o en twitter usando el hashtag #TopLitefantastica (que retuitearemos desde la cuenta de la coleción en @LiteFantastica).

¡Empecemos!


Julián Díez (Periodista)

Julián Díez trabaja como periodista freelance y ha publicado en medios como XLSemanal, El País, Magazine de El Mundo o Jotdown. Ha editado  diferentes publicaciones y libros en el campo de la literatura fantástica, y en la actualidad coordina ese apartado en la web La Tormenta en un Vaso. 


Sin afán exhaustivo, porque este año mis lecturas de género se han visto algo reducidas, y sin más orden que el alfabético, aquí van algunos libros que he disfrutado

Brunner, John. El jinete en la onda del shock (Gigamesh). Oportunísima reedición del que, repasado ahora, se convierte en el libro de cf con mayor acierto profético de la historia del género. Bien, Facebook no está exactamente ahí, pero el tono de la sociedad… Y escrita por uno de los grandes del género, ameno y contundente.

ZendegiEgan, Greg. Zendegi (Bibliópolis). Acusada por sus fieles de ser una novela demasiado sencilla para las costumbres del autor, me gusta especialmente porque es una novela sencilla para las costumbres del autor. Todo depende del cristal con que se miren las cosas… Futuro cercano en Irán, relatando lo que podría ser la génesis del mundo posthumano habitual en el autor australiano.

Le Guin, Ursula. Mundos de exilio e ilusión (RBA). Ómnibus de tres novelas clásicas de la autora que puede que no estén a la altura de Los desposeídos o La mano izquierda de la oscuridad, pero andan sólo un peldaño debajo… Lo que equivale a muy por encima de casi toda la cf. Space opera con calidad literaria y una combinación de elementos de fantasy y cf ahora más frecuente.

ProspectivasMoreno, Fernando Ángel (edición). Prospectivas (Salto de Página). Vale, sí, aparece un relato mío; pero en serio, los demás valen muchísimo más la pena. Una cuidada panorámica de la evolución de la ciencia ficción española en las últimas dos décadas y pico. El típo de libro que convencerá para siempre a los escépticos de que vale la pena leer producto nacional.

Boneshaker (The Clockwork Century, #1)Priest, Cherie. Boneshacker (La Factoría de Ideas). Una muy agradable novela steampunk, con una excelente galería de personajes y un entorno singular, la ciudad de Seattle de hace siglo y medio en un universo paralelo en que se ha creado en su interior un ghetto de zombis. Los dirigibles piratas y esa clase de cosas, a riesgo de terminar por convertirse en clichés, hoy por hoy molan.

Una edad difícilStarobinets, Anna. Una edad difícil (Nevsky Prospects). Buena, aunque necesariamente irregular, una colección de cuentos de una joven autora rusa que parece estar cultivando una imaginería siniestra propia. El relato que da título al volumen, el maś largo, es de primerísima categoría.

No quisiera dejar de mencionar algunas cosas más. Se han reeditado -pero no he leído, y no sé si las traducciones son nuevas- dos novelas maravillosas largo tiempo descatalogadas, Los genocidas, de Thomas M. Disch, y El hombre en el laberinto, de Robert Silverberg. Ambas en La Factoría; las dos imprescindibles.

Y en las últimas semanas se han publicado al menos tres cosas sobre las que tengo las mayores expectativas: Noctuario, de Thomas Ligotti (Valdemar), lo que es lo mismo, la segunda antología en castellano del mejor escritor de terror vivo; Paz en la tierra, de Stanislaw Lem (Cátedra), es decir, un inédito (la última novela, de hecho) de uno de los grandes de la historia de la cf; y Terra Nova, una antología de relatos que combina autores en castellano con algunos de los nombres punteros anglosajones.


David Fernández (Cyberdark)

David Fernández es librero y webmáster en la tienda especializada en literatura fantástica Cyberdark.

En el año 2012 la verdad es que no me ha dado tiempo a leer demasiado. La salida de Danza de Dragones, el Día del Libro, etc, nos ha tenido bastante ocupados.

La Voz de las Espadas (La Primera Ley, #1)Este año le comencé con La Voz de las Espadas, primer título de la serie La Primera Ley.  Me gustan los libros de fantasía “gordos”, y animado por las críticas de mis propios clientes, lo cogí. Y la verdad es que no me defraudó, aventura clásica, muy buena ejecución.

Guerra mundial Z: Una historia oral de la guerra zombieReleí Guerra Mundial Z, y saque más de él que en la primera lectura. Es un libro rápido, y engaña, si escarbas encontrarás mucho más. Volví a tener pesadillas con muertos vivientes.

Horus, Señor De La Guerra (La Herejía de Horus #1)Me entretuve con la primera entrega de La Herejía de Horus, quería revisitar Warhammer-hacía mucho que leí el último. Me dejó buena sensación, lo esperaba más juvenil.

Acabo de terminar también Danza de Dragones. Obligado. Me temo que me perdí la mitad de la trama, debería haber vuelto a releer (por cuarta vez) la saga antes de comenzar… pero no pude esperar :) Supongo que cuando me toque de nuevo (2013?) ya lo haré bien y lo disfrutaré mucho más.
Un deseo personal para el 2013: ¡tiempo para poder leer más!

Antonio Torrubia (Gigamesh)

Antonio Torrubia es librero en la tienda barcelonesa Gigamesh, especializada en literatura fantástica, vicio y subcultura.

Ante la difícil tesitura de elegir mi libro favorito he tenido dudas en las tres categorías. Si ya es complicado cribar lo que cada uno tenemos que leer entre el aluvión de novedades de cualquier género, imaginad el elegir una sola novela entre todas las lecturas del año.

En terror siempre intento repescar clásicos y en la librería vendemos ante todo de fondo. Dudaba entre recomendar la novela situada en un sanatorio mental tras la Guerra Civil española, ya que aunque es más drama que novela de terror tiene una aire sobrenatural, El camino de baldosas amarillas de Juande Garduño (Tyrannosaurus Books) o el ecothriller apocalíptico de Carlos Sisí, La hora del mar (Minotauro ediciones).

Supongo que no se enfadarán pero al final mi elegido es Noctuario de Thomas Ligotti, recién publicado por la editorial de referencia del terror en castellano, Valdemar en su colección Gótica. Dicen que forma una tríada con H.P. Lovecraft y Edgar Allan Poe por el tono de sus historias, pero después de mezclarlo con algo de la imaginería de Clive Barker. La verdad es que si os gustan Los mitos de Cthulhu y el terror tenéis que comprar esta cuidada edición en tapa dura. Es la segunda antología del autor publicada en nuestro país, la primera fue La fábrica de pesadillas que está prácticamente agotada aunque todavía, si sois afortunados, se pueden encontrar ejemplares de la misma. Lo primero que me pregunté al acabar de leer esta antología fue, ¿por qué nadie me había recomendado a Thomas Ligotti antes?

Abordando los libros de fantasía publicados durante 2012 en castellano y rodeados de clónicos y pastiches de Tolkien u obras que plagian en mayor o menor medida a George R. R. Martin, “El Tolkien americano”, despuntan Brandon Sanderson, Joe Abercrombie y Richard Morgan. Los tres tienen novedades de fantasía este año dignas de figurar entre mis elegidos pero no, este año es es el año de… Danza de dragones, la quinta y esperada parte de su Canción de hielo y fuego irrumpió en julio en nuestra librería como Drogon en esa impactante escena del libro. Cientos de ejemplares vendidos y a día de hoy, doscientas cincuenta rayas en la pizarra que tenemos en nuestra librería para la gente que pregunta por la sexta entrega, Vientos de invierno hacen que esté aquí. Si no habéis empezado la saga corred a vuestra librería más cercana a por Juego de tronos y empezad a disfrutarla. No esperéis acción desenfrenada en este libro, pensad que entre el anterior y este Martin sigue recolocando piezas en su tablero de sitrang particular pero, justo cuando lleguéis a la última frase del epílogo os daréis cuenta de la que ha preparado el autor. Tal y como dijo en una entrevista este verano pasado, las piezas están colocadas y la batalla por Poniente será encarnizada.

Y por último en este repaso del género fantástico del último año toca la ciencia ficción. La última novela de Paolo Bacigalupi, situada en el mismo universo que su antecesora, La chica mecánica y en un tono algo más juvenil nos narra las aventuras de Nailer y su cuadrilla buscando tesoros entre la chatarra en un cementerio de barcos del Golfo de México. Aunque me encanta como escribe Bacigalupi y su novela es la mejor que he leído en todo el año no es lo mejor de ciencia ficción que ha llegado a mis manos. Este mes de diciembre me han traido dos antologías de relatos , que le sacan una cabeza a la de Bacigalupi. Terra Nova con relatos de Ted Chiang, Ken Liu, Ian Watson y Víctor Conde entre otros y Luz de estrellas lejanas de George R. R. Martin que saldrá a la venta estas navidades y que ya he tenido la suerte de leer en esta nueva traducción. Una canción para Lya y El héroe entre otros muchos relatos, todo de la primera época de Martin como escritor, anteriores a 1980 y además es solo la primera parte de Dreamsongs, más de 1000 páginas de relatos de fantasía, terror y ciencia ficción, que seguro que Ediciones Gigamesh no tarda demasiado en anunciar y publicar.


Paco García Lorenzana (Director de la colección de Literatura Fantástica de RBA)

Francisco García Lorenzana es director de la colección de literatura fantástica de RBA, editor y traductor.

Como director de la colección de Literatura Fantástica resulta un tema espinoso y comprometido participar en una encuesta sobre los mejores títulos de género fantástico de 2012, porque siempre tienes presente la terrible tentación de destacar los libros que has elegido para la colección y que ya están en la calle o se van a publicar en los próximos meses. Pero si uno se deja llevar por los cantos de sirena de la serpiente tentadora, desmerecería la seriedad del planteamiento del responsable de nuestra web, descalificaría sus resultados y no haría honor a algunos muy buenos títulos y autores publicados por otras editoriales. Por otro lado, también hay que dejar claro que una lista de este tipo siempre tiene un alto grado de subjetividad porque por mucho que uno quiera ser ecuánime y profesional, después de tantos años vinculado al género, los gustos y las afinidades personales también tienen una gran influencia en las obras que uno acaba destacando y creo que lo más honrado es no negarlo para que nadie se llame a engaño.

Teniendo en cuenta estas limitaciones, tengo que empezar por destacar un autor español por el que siento una gran debilidad literaria y personal, Javier Negrete, que se ha consolidado como un referente del género fantástico en España, aunque últimamente nos tiene un poco abandonado con sus incursiones en la novela histórica, el thriller y el ensayo. En 2012 nos ha deleitado con La hija del Nilo y La zona (en colaboración con Juan Miguel Aguilera), que no pertenecen al fantástico, pero no quiero dejar de destacar una novela de 2011, El corazón de Tramórea, que cerraba su trilogía (al final tetralogía) sobre Tramórea. Si alguien se la perdió, la recomiendo encarecidamente.

Siguiendo con los autores españoles, no me puedo olvidar de El mapa del cielo de Félix J. Palma, que se ha consolidado como un autor de imaginación desbordante y enorme calidad literaria, que ha sido capaz de acercarnos el steampunk victoriano con dos novelas de una complejidad envidiable y una lectura fascinante.

También me gustaría destacar dos libros que no van dirigidos estrictamente al público adulto, sino al juvenil o más concretamente a eso que los americanos llaman young adult y que marca esa frontera inconcreta entre la juventud y la edad adulta. Me refiero a La isla de Bowen de César Mallorquí y Oceanum, escrito a cuatro manos por Rafael Marín y Juan Miguel Aguilera. En este caso mis lectura se deben más a afinidad personal con los autores que a un interés profesional en este ámbito de la edición, pero creo que pueden servir como recordatorio de que en este campo de la literatura juvenil están ocurriendo cosas muy interesantes y destacables que no nos deberíamos perder los adultos.

Si entramos en el campo de las obras traducidas, tengo que destacar dos de las novelas publicadas en la colección: Entre extraños de Jo Walton y Los caballos celestiales de Guy Gavriel Kay. La primera ha sido la acaparadora de todos los premios del género y ha recibido el aplauso generalizado de crítica y público, pero a mí me gustaría destacarla porque me ha hecho recuperar parte de mi adolescencia. Evidentemente, ni soy una chica ni me he educado en un internado inglés ni nunca me ha ocurrido nada mágico, pero las lecturas de la protagonista coinciden en buena medida con mis lecturas al descubrir el fascinante mundo de la ciencia ficción y la fantasía a través de Julio Verne, H.G. Wells y J.R.R. Tolkien. Y el segundo me ha reconciliado con Guy Gavriel Kay que es un autor que para mí había perdido cierto interés a partir de Los mosaicos de Sarantium, pero que ahora ha vuelto a recuperar el pulso y nos adentra con maestría en la China de la dinastía Tang.

Evidentemente, también recomiendo el resto de títulos de la colección, pero no voy a caer en la tentación de la autocomplacencia y vamos a por títulos que han publicado otros. El primero de ellos Azul de Christopher Moore, que en cada una de sus novelas sabe darle una vuelta de tuerca hilarante y corrosiva a los temas más insospechados: en este caso al misterio del suicidio de Van Gogh y la recreación del mundillo artístico parisino de finales del siglo XIX. Y siguiendo con los maestros del humor fantástico, desde luego Terry Pratchett, del que recomendaría cualquier libro, pero el último que he leído es La verdad, una novela que no se debería perder ningún periodista, director de diario y magnate de la comunicación. No sé si se trata de una edición original de 2012, pero yo lo he leído en una edición en bolsillo de hace unos meses.

Finalmente y para no alargarme, destacaría también Sólo el acero, la primera incursión de Richard Morgan en la fantasía, después de sus novelas hard boiled de ciencia ficción como Carbono alterado y Las leyes del mercado. Evidentemente me dejo muchos títulos en el tintero, como el omnipresente George R.R. Martin y el popular Patrick Rothfuss, pero seguramente estos ya van a estar en la lista.

Un pensamiento en “Los mejores libros de literatura fantástica de 2012 según los profesionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>